Mensaje Gerente General

Mensaje Gerente General

Roberto Verástegui Bustamante

Tengo el agrado de dirigirme a todos los miembros de Claro Vicuña Valenzuela S.A. y sus públicos de interés, para compartir detalles respecto del estado de nuestra empresa, así como de sus principales desafíos, oportunidades y proyecciones de futuro.

En un contexto país de cambios, este 2019 obtuvimos positivos resultados. Al cabo de un proceso de 5 años de aprendizaje, hemos logrado diseñar y ejecutar eficientemente nuestra planificación estratégica y fortalecer y dimensionar nuestras capacidades, todo lo cual nos ha permitido reducir riesgos y abordar con mayor productividad nuestros proyectos.

Es así como a diciembre de 2019, nuestra empresa ya tenía contratada más del 80% de la venta del 2020 y a enero de este año, ya hemos vendido sobre un 40% de la meta que nos autoimpusimos para el año 2021.

Estas cifras, que por cierto nos enorgullecen y aún más en el actual contexto, nos ubica en una posición protagónica, que nos desafía y motiva a redoblar nuestros esfuerzos, para continuar en esta senda de consolidación, que por cuarto año consecutivo nos entrega resultados positivos y crecientes.

 También hemos sido reconocidos nuevamente  -por segundo año consecutivo-  como una de las Mejores Empresas Chilenas, en virtud de nuestra estrategia, capacidad y desempeño financiero.

Todo lo anterior sólo da más razones para agradecer a nuestros colaboradores, Directorio y Accionistas; un gran equipo humano de más de 2.500 personas que,  desde sus respectivas áreas de trabajo, impulsa nuestras obras comprometidos con Chile, su gente y el medio ambiente.

Una empresa constructora multidisciplinaria, potente y con excelentes talentos humanos, capaz de detectar y asumir oportunidades de negocio en el ámbito público o privado indistintamente, ofreciendo siempre un servicio de excelencia, en un clima de confianza, seriedad, transparencia y respeto mutuo.

 Así lo refleja nuestra cartera de proyectos que de cara a este 2020, se presenta amplia, variada y con presencia en gran parte del territorio nacional, en lo que se ha transformado en un sello distintivo de Claro Valenzuela Vicuña S.A., en sus más de 62 años de trayectoria.

A través de proyectos de integración para la construcción de viviendas sociales, ratificamos nuestro compromiso con aquellas obras que cambian y mejoran la calidad de vida de las personas.

Es así como en la Región del Biobío contamos con 16 hectáreas para desarrollar un proyecto de viviendas de integración social en extensión de un piso; mientras que en la comuna de Estación Central en la Región Metropolitana, nos alistamos a iniciar la construcción de 400 departamentos, distribuidos en 20 edificios de 5 pisos de altura.

También seguimos participando y trabajando activamente del sistema de concesiones, poniendo a disposición del país nuestra capacidad, experiencia y profesionalismo, en proyectos de variada naturaleza.

Innovadores y desafiantes como la Planta Desaladora en la Región de Atacama, que esperamos entregar este año, o  las obras de ampliación y mejoramiento del aeropuerto Diego Aracena de Iquique, por mencionar solo algunas de muchas obras en diferentes mercados de la Ingeniería y la Construcción.

Adicionalmente y con mucho orgullo, podemos informar que somos titulares de una iniciativa privada  -ya declarada de interés público por parte de la Dirección General de Concesiones del MOP-   para mejorar la ruta internacional Cardenal Samoré  en la Región de Los Lagos, por más de 250 millones de dólares.

Recorrer exitosamente este camino, siempre fluctuante y lleno de desafíos, no ha sido fácil ni fortuito, muy por el contrario. Es fruto de una combinación virtuosa de trabajo sostenido, profesionalismo y convicción de todos quienes formamos parte de CVV, a quienes por cierto aprovecho de reconocer y agradecer muy sinceramente.

Del mismo modo es que también los exhorto a redoblar los esfuerzos ahora, en este tiempo en que la pandemia del COVID 19, se cierne como una amenaza global que nuevamente nos pone a prueba.

Me asiste la convicción absoluta que lograremos sortear exitosamente esta encrucijada que golpea a la economía mundial, el sistema financiero y nuestra industria local.  Por eso debemos unirnos más que nunca y seguir aportando desde nuestros diferentes ámbitos de acción para sacar la tarea adelante.

Tenemos las capacidades y herramientas, lo hemos hecho en el pasado, estoy seguro lo volveremos a hacer ahora.

Para CVV las personas y sobre todo, quienes trabajan con nosotros e integran este gran equipo, son lo más importante. Para todos ellos nuevamente mi agradecimiento y también al Directorio de CVV, cuya conducción responsable ha permitido consolidar nuestro proyecto en forma sustentable en el tiempo, permitiéndonos de paso mirar con optimismo el futuro.

Por último y no menos importante a los Accionistas, que han creído y creen en nuestro proyecto, respaldando la forma en que CVV mira, entiende y se inserta en la industria, en un rol preponderante.

Tal como avanzamos a paso firme y decidido, creemos que este 2020 se presenta como una oportunidad de seguir contribuyendo en la construcción de un Chile mejor. Somos protagonistas y tenemos la convicción que podemos ser un gran aporte.

A todos ustedes muchas gracias. Nos queda mucho trabajo por delante, manos a la obra.