Mensaje Presidente Directorio

Mensaje Presidente Directorio

Gustavo Vicuña Molina

Gustavo Vicuña Molina

Obras que dejen huella y trasciendan en el tiempo fue el compromiso que en 1957 asumieron en la ciudad de Concepción tres ingenieros que dieron vida a la empresa Claro Vicuña Valenzuela. Y desde nuestra primera obra, la repavimentación de Avenida Colón y calles aledañas en Talcahuano, la responsabilidad quedó impregnada y traspasada a cada uno de quienes hemos sido parte de la compañía en sus 60 años de historia.

Las políticas originales son las que nos permiten mostrar con orgullo obras que no solo le han cambiado la cara a Chile y aportado en su desarrollo, sino que también influyen en la mejor calidad de vida de las personas al favorecer en conectividad, integración, modernidad, soluciones inmobiliarias, seguridad y generación de empleo, entre otros beneficios.

Hemos sido grandes actores en el ámbito de colaboración público privada, con lo que nos han destacado por la ejecución de proyectos tan diversos como cuando construimos viviendas en la población Villa Presidente Kennedy (1968); o cuando ejecutamos los trabajos del acceso norte a Viña del Mar, conocido como Vía Las Palmas (1994); la obra Bicentenario que derivó en el Centro Cultural Gabriela Mistral de Santiago (2009); y la ejecución de trabajos en estadios deportivos como el Ester Roa de Concepción (2015), hoy considerado el mejor recinto del país.

También nos han reconocido el aporte a zonas aisladas, al desarrollar proyectos como la construcción de los hospitales en Puerto Natales (2015) y Hanga Roa (2011); el aeropuerto Mataveri en la misma Isla de Pascua (2011); y el paso fronterizo Chungará (2015), que está emplazado a más de 4.500 metros sobre el nivel del mar y con una ubicación estratégica cercana al límite con Bolivia.

Son todas obras de magnitud que requieren de un respaldo, profesionalismo, innovación, confianza, seriedad e integridad, las que han cambiado la cara de Chile.

A nivel de gobierno corporativo hemos fortalecido nuestros cimientos, incorporando directores independientes con una vasta experiencia en la industria de la construcción y con un equipo de excelencia en la administración.

Esto no solo se ha visto se ha visto reflejado en la gran cantidad de empleos que hemos generado en nuestros 60 años de historia, sino que también en una trayectoria marcada por la solvencia y por una serie de reconocimientos que nos han hecho organismos externos, resaltando entre otros el de Responsabilidad Social Empresarial de la C.Ch.C.; el de la Federación Internacional de la Industria de la Construcción (FIIC), que valoró la implementación exitosa de normas relativas a la RSE en la generación de efectos positivos en la sociedad y el medio ambiente; y el lugar destacado alcanzado en el Ranking Most Innovative Companies – Chile, otorgado por ESE Business School de la Universidad de los Andes.

Creemos que las empresas no solo la componemos los trabajadores, sino que las vemos como actores sociales, que deben vincularse con la ciudadanía, representar de buena manera a la industria que pertenecemos, y aportar al país. Es por esto del permanente compromiso de propietarios y accionistas de contribuir activamente con los más importantes gremios del sector, teniendo un rol ejecutivo en función de la responsabilidad con obras que engrandecen, con el fortalecimiento de la representatividad de la industria y, como actor permanente de la colaboración público-privada.

Hemos contribuido a las personas, familias, al engrandecimiento de cada región y a la economía del país, porque somos una empresa con alma, que está destinada a trascender en el tiempo y dejar huella.